5.2 C
Rawson
24 mayo, 2024

La Argentina, poco confiable para los inversores globales

Noticias y curiosidades del mundo

Si bien a nivel regional, y a pesar de la incertidumbre de la economía, aumentan las fusiones y adquisiciones, no es el caso de la Argentina que se encuentra al fondo del ranking de países donde los inversores quieren hacer negocios.

Ni siquiera gracias a las oportunidades que otorga la crisis financiera, con los precios de los activos subvaluados, como el caso de la distribuidora Edesur, que tiene cartel de venta desde hace ya cinco meses y, hasta ahora, sus dueños del grupo italiano Enel no le encuentran nuevo «novio».

Los datos surgen de un informe elaborado por la consultora KPMG: la Argentina figura octava entre las preferencias de los encuestados, con el 44% de las respuestas afirmando que el país es atractivo y muy atractivo para hacer esta clase de inversiones.

De esta forma, el país queda lejos de México y Brasil, que lideran el ranking que lleva el nombre de «In an Uncertain World, Latam M&A is on the Rise» y también por detrás de países como Costa Rica, Chile, Colombia, Perú y Uruguay.

Para Andrea Oteiza, socia líder de Deal Advisory&Strategy de KPMG Argentina, «las fusiones y adquisiciones en Argentina están principalmente impulsadas por procesos de reorganización corporativa que protegen el valor para los accionistas y situaciones especiales que aprovechan brechas de valor en forma oportunista».

Del mismo modo, Ramiro Isaac, director de M&A y Debt Advisory de KPMG Argentina, afirma que «el desafío de Argentina es alcanzar una reconfiguración de los equilibrios macroeconómicos que posibiliten un ambiente de negocios más propicio para las inversiones, tanto orgánicas como inorgánicas».

La inestabilidad económica y financiera aleja a la Argentina de las preferencias de los inversores internacionales

La inestabilidad económica y financiera aleja a la Argentina de las preferencias de los inversores globales

El reporte agrega que existen en el país sectores con un alto potencial de crecimiento que podrían atraer mayor cantidad de inversores en la medida que los riesgos sistémicos sean mitigados.

En el 2022, las compras y fusiones de empresas en la Argentina totalizaron 91 operaciones, lo que representó la cifra más alta desde 2018 sumando u$s4.229 millones. Ese año, el sector de energía y recursos naturales continuó exhibiendo un acentuado protagonismo, especialmente en activos de litio, los cuales atraen el interés de inversores estratégicos globales.

Hubo además, ventas de grandes parques de energías renovables a algunos de los principales operadores nacionales y transacciones de activos de petróleo y gas.

Por su parte, la industria Tecnología, Medios y Telecomunicaciones (TMT) mantuvo en 2022 un nivel de actividad relevante, finalizando el año como el sector de mayor movimiento en el mercado.

Lejos de los primeros puestos para invertir

Sin embargo, en el nuevo reporte la Argentina quedó muy por detrás de México, que desplazó a Brasil en el primer puesto como país atractivo para hacer operaciones de M&A, según la opinión de 400 directivos de empresas de 14 países que participaron en operaciones de M&A por valor de más de u$s50 millones en los últimos cinco años o que hayan asesorado sobre este tipo de inversiones. Entre los encuestados había inversores de capital privado, de capital riesgo, ejecutivos de empresas y asesores de fusiones y adquisiciones.

El liderazgo de México como país más atractivo para las fusiones y adquisiciones en América Latina, se afianza con la tecnología como sector más atractivo. El 79% de los encuestados lo califican a como un lugar atractivo para hacer negocios, frente al 69% de Brasil. Costa Rica ocupa el tercer lugar, con un 54%.

El liderazgo de México como país más atractivo para las fusiones y adquisiciones en América Latina, se afianza con la tecnología como sector más atractivo.

México es el país más atractivo para las fusiones y adquisiciones en América Latina

Al contrario de lo que ocurre en el país, el informe de KPMG señala que los inversores globales se sienten optimistas sobre las operaciones en América Latina, con un 51% que espera realizar cuatro o más operaciones en los próximos dos años.

Y no es sólo el número de operaciones lo que se espera que aumente teniendo en cuenta que el 48% de los encuestados también espera que crezca el valor de las operaciones. El informe examina el panorama de las fusiones y adquisiciones en América Latina y las formas en que los inversores y las empresas pueden aprovechar la creciente oportunidad.

En este sentido, JP Trouillot, socio de KPMG Estados Unidos y líder de Deal Advisory&Strategy para América Latina, asegura que «las oportunidades de fusiones y adquisiciones en América Latina son abundantes», y entiende que «la ejecución exitosa de estas transacciones depende en gran medida de tener un profundo conocimiento de las culturas, costumbres y regulaciones locales que, de lo contrario, pueden tomar a los inversionistas por sorpresa».

Según el ejecutivo, la falta de este conocimiento puede presentar ciertamente algunos riesgos. «Pero con la diligencia debida y una buena gobernanza, las recompensas pueden ser significativas», añade.

Proceso complicado

Aunque cuatro de cada cinco encuestados afirman que su operación de fusión y adquisición más reciente en América Latina fue un éxito, el proceso no siempre es fácil. Los consultados calificaron el buen gobierno corporativo (63%) y la información financiera de alta calidad (62%) como factores cruciales para el éxito de una operación, pero la falta de fiabilidad de la información dificulta la determinación de estos factores.

Los principales sectores de interés son tecnología, servicios financieros, energía, agricultura y manufacturero.

Argentina se encuentra al fondo del ranking de países donde los inversores quieren hacer negocios

Para Trouillot, «un modelo de gobierno corporativo orientado a los accionistas es lo que da forma a la cultura empresarial de América Latina. Aunque las empresas están divulgando más información en los principales mercados de la región, el nivel de comparabilidad y la calidad de los datos siguen siendo inciertos, y hay una ausencia de normas internacionales de información». Por lo tanto, el ejecutivo entiende que los procesos de gobernanza eficaces, como tener un comité de auditoría y mantener miembros independientes en este comité, promueven la confianza entre los accionistas y otras partes interesadas.

Otras conclusiones clave de la encuesta señalan que el 45% de los consultados cree que las oportunidades de fusiones y adquisiciones en la región nunca han sido mejores. Pero no están ciegos ante los riesgos ya que el 35% afirma que nunca ha sido tan arriesgado.

Entre las razones más comunes de los encuestados para realizar operaciones de M&A son la oportunidad de entrar en nuevos mercados; las oportunidades de crecimiento en sectores específicos y las derivadas del crecimiento económico general, así como las de diversificar la exposición al riesgo y la calidad y el valor de la mano de obra.

A partir de estas premisas, en América Latina aumentan los acuerdos de todo tipo. La mayoría de los encuestados prevé un aumento de muchos tipos de operaciones, tanto dentro como fuera de la región, en los próximos dos años.

Los inversores, lejos de Latam

En tanto, los inversores mundiales de fuera de la región son más optimistas sobre las perspectivas de las fusiones y adquisiciones en América Latina: mientras el 61% espera un aumento del número de acuerdos, solo el 43% de los inversores locales dijo lo mismo. Además, el 53% de los inversores extranjeros espera un aumento del valor de las operaciones, mientras que sólo el 40% de los inversores latinos comparte la misma opinión. Además, el 80% califica con éxito su operación más reciente en la región.

Otro 36% afirma sentirse atraído por Latam debido al crecimiento en sectores específicos, una de las principales razones para invertir en la región.

Según KPMG, los encuestados esperan que el sector tecnológico sea el que registre una mayor actividad de fusiones y adquisiciones en los próximos dos años, seguido de los servicios financieros, la energía, la agricultura y la industria manufacturera.

Al respecto, Ignacio García de Presno, director de Deal Advisory and Strategy en México y Centroamérica de KPMG México, afirma que «el hecho de que México tome la delantera como la nación más atractiva para la actividad de fusiones y adquisiciones podría indicar un cambio en las preferencias de los inversionistas, ya que Brasil ha sido tradicionalmente el país más atractivo para las fusiones y adquisiciones debido a su tamaño, estabilidad, recursos naturales y ubicación estratégica».

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS