9.8 C
Rawson
27 mayo, 2024

Los trucos de los narcos para dar órdenes desde prisión: «Tiene que ser chico… para poder tragarlo»

Noticias y curiosidades del mundo

Pavas para hervir agua que parecen normales pero tienen doble fondo. Tuppers con compartimentos escondidos. Alimentos congelados que esconden envíos prohibidos. Aparatos de DVD modificados para cumplir la función de módem tumbero. Celulares precarios -solo llamadas y mensajes- pero minúsculos.

Embarazadas que, por su condición, evitan pasar por los escáneres de las cárceles de máxima seguridad del Servicio Penitenciario Federal (SPF). Mujeres que no están embarazadas pero consiguen un certificado que dice que sí y entonces los esquivan igual. Mujeres que se enamoran de presos (a las que dentro de los penales llaman «ranas» ) que hacen cualquier cosa por ellos.

Todo sirve, todo se hace, todo se arma o fabrica -al precio que sea- para lograr que los presos importantes, en especial los capos narco, puedan comunicarse desde su encierro con sus organizaciones. Por teléfono -o a través de las visitas- logran seguir manejando su negocio.

Cada vez más aislados, su peor temor es perder poder, porque si lo pierden su rutina intramuros también se complica. Por eso, el protocolo para presos «de alto riesgo» -implementado por la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, desde enero-, les complica tanto la vida.

Los celulares ilegales, y las llamadas trianguladas, son la clave de un reciente dictamen presentado por el fiscal federal Sebastián Basso y Diego Iglesias (titular de la Procunar) ante el juez federal de Morón Jorge Rodríguez, con jurisdicción sobre el Complejo Penitenciario II de Marcos Paz.

Video

La celda de «Guille» Cantero, por dentro: así le encontraron el teléfono que tenía el jefe de Los Monos.

En esa cárcel de «máxima» están presos, entre otros, Ariel «Guille» Cantero (35) y su sobrino Uriel Luciano «Lucho» Cantero (21). El juez Rodríguez -que lleva una causa por atentados, extorsiones, y comercio de drogas orquestados desde Marcos Paz- recibió tanta información fiscal de cómo los Cantero se comunican con sus bases que, este martes, ordenó prohibirles todas las comunicaciones.

Ahora «Guille» y «Lucho» sólo pueden hablar con su abogado.

La medida fue celebrada por la red social X por Bullrich: «El juez Jorge Rodríguez les prohibió a dos integrantes de Los Monos («Guille» y «Lucho» Cantero) utilizar el teléfono público y, además, estableció la prohibición de recibir visitas. Felicitamos al juez por esta acción que protege a los argentinos de bien. Aislamiento total. El que las hace, las paga«, posteó.

NO VAN A USAR LOS TELÉFONOS COMO ARMAS

El juez Jorge Rodríguez les prohibió a dos integrantes de Los Monos («Guille» y «Lucho» Cantero) utilizar el teléfono público y, además, estableció la prohibición de recibir visitas.

Felicitamos al juez por esta acción que protege a los…

— Patricia Bullrich (@PatoBullrich) April 24, 2024 Según pudo saber Clarín, desde el Ministerio de Seguridad de la Nación están preparando una resolución para ampliar esta medida a otros presos de «alto riesgo». Ya se huele la polémica.

Las escuchas contra los narcos

El dictamen de los fiscales Basso e Iglesias está lleno de escuchas que muestran el ingenio de los narcos para vulnerar las medidas de seguridad que buscan limitar sus conversaciones.

Ejemplo, en enero de 2023, «Guille» Cantero habla por teléfono con uno de sus lugartenientes más cercanos, Leandro » El Pollo» Vinardi (detenido en otra unidad) y le da consejos para stockear celulares: «Vos tenés que tener otro por ahí siempre guardado. Dos o tres tirados por ahí, boludo, tenés que llevarte. Agarrá unos pedazos de carne, congelalos re bien, pero bien congelados y metelo ahi adentro. ¿Sabés lo que tienen que renegar ellos para descongelarte ese coso? Tienen que ir con un martillo y darte martillazos«.

Video

Clarín entrevistó a los principales líderes narcos que azotan a la ciudad que se volvió la más violenta de la Argentina por la guerra por el control del territorio.

En otra conversación de enero de 2023, pero esta vez entre «Lucho» Cantero y su hermana Mía, éste le pide que le compre y mande un celular: «Tiene que ser chico como el de la foto, para poder tragarlo» Eso no solo responde a la forma en que entran el aparato a la cárcel, sino también a la posibilidad de esconderlo durante una requisa.

Este tipo de celular también es mencionado en una conversación entre «Guille» y Damián «Toro» Escobar: «Hay uno chiquitito como un encendedor, que solamente es para llamadas y mensajes«. Y lo ofrece hacérselo llegar a su pabellón.

Video

Luciano Cantero hizo filmar el video para luego viralizarlo

En otra charla, Luciano Cantero le dice a Mía que le mande a la cárcel un cargador de celular dentro de una máquina de cortar pelo. «Lucho» también explica cómo hacen para ocultar pendrives, con wifi: «La requisa siempre cae a la mañana, cuando ellos escuchan que entran se los pasan a uno al fondo, este se lo traga, a veces lo mandan a vomitar cuando desengoman, pero no puede«.

En otro llamado, Luciano y Mía hablan de pavas adulteradas: «Escuchá, deciles que tiene que ser así, mirá, tienen que traer una pava, ¿viste? Y que yo la pueda desarmar acá. Así porque me la traen en las visitas, después me la traigo y la tengo que desarmar yo«.

Los posteos de Triana Cantero, hija del capo narco Ariel Los posteos de Triana Cantero, hija del capo narco Ariel «Guille» Cantero. Los dos están presos.Luciano está en todas y, en una conversación, un contacto le explica: «El termo, los termolares están especiales porque le hacemos un forro por dentro como medio parecido al telgopor pero es una goma espuma. Esta envuelto en aluminio, lo envolvemos por dentro de aluminio y en la tapa de abajo hacerle el maneje,¿entendés?». A lo que Luciano le indica: «El chiquito en la pava y el grande en el termolar. El A01 (NdR: por el modelo de la marca Samsung) en la pava entra de primera. Entran seis teléfonos de primera«.

Tanto los aparatos celulares como los DVDs adulterados y hasta los relojes inteligentes se usan para dar órdenes desde la cárcel. Otro método muy efectivo es la triangulación de llamadas: el preso de alto riesgo solo puede llamar a tres personas, pero lo que hacen es que esa persona una a las conversaciones a los verdaderos destinatarios de las llamadas. «Guille», por ejemplo, solía usar a su hija Triana, de 18 años, hasta que esta fue detenida en marzo.

Video

El líder de la narcobanda que se disputa el poder en Rosario.

Sea por el método que fuera, esas comunicaciones generan violencia. Un sólo ejemplo. «Guille» Cantero se entera de que asesinaron a un pibe en el barrio Fonavi de la ciudad de Rosario y ordena represalias: «A esos dos que habían ido tenés que ir a la casa de la abuela, a la casa del tío, a la casa de la suegra, a todos lados tenés que ir a ese«.

Así, por teléfono, arrancan las balaceras, las extorsiones y, también, las muertes.

EMJ

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS