2.9 C
Rawson
25 junio, 2024

La Ciudad presentó un plan con el que buscan revertir los malos resultados educativos

Noticias y curiosidades del mundo

El desafío está planteado. En un contexto en el que las tecnologías digitales -potenciadas por la Inteligencia Artificial- avanzan en el mundo, y generan todo tipo de nuevas oportunidades, son cada vez más los jóvenes en el país que tienen serios problemas para hacer un cálculo matemático básico o comprender un texto. Oportunidades perdidas.

La Ciudad de Buenos Aires dice que tiene un plan para encarar este problema y reducir la brecha que se produce entre lo que las empresas más dinámicas demandan y el sistema educativo entrega. Es un plan que luce bien ambicioso, que ya arrancó este año, y que busca impactar en todos los ciudadanos porteños, no solo los que hoy van a la escuela.

Le pusieron de nombre “Buenos Aires Aprende” y tiene como principales objetivos mejorar los resultados de Lengua y Matemática (en los primeros grados de la primaria), avanzar en cambios en la organización escolar e incorporar la tecnología en la escuela, tanto en lo pedagógico como lo administrativo.

Clases en una escuela porteña.Clases en una escuela porteña.Implica cambios en las formas de enseñar, apunta a escuelas primarias y secundarias, tanto públicas como privadas. Es a cuatro años (la gestión de Jorge Macri) y, dicen que habrá revisión de las metas cada dos: en 2025 y 2027.

El plan tiene como puntos de partida resultados educativos bien preocupantes. En la Ciudad, solo 29 de cada 100 alumnos que arrancan primer grado terminan la secundaria a tiempo y con nivel aceptable de Lectura y Matemática. Al terminar la escuela media y salir al mundo del trabajo o la universidad, 1 de cada 3 no entiende lo que lee y 6 de cada 10 tiene problemas con los números.

“Estamos todos como fingiendo demencia. Los alumnos van a la escuela, pero muchos no aprenden. Queremos hacer un cambio de paradigma. Lograr que los alumnos aprendan y los docentes no se frustren, porque sienten que fracasan. El sistema, así como está, no funciona”, dijo el jefe de Gobierno Jorge Macri en la presentación del plan.

Desde la Ciudad afirman que el plan ya fue presentado a más de mil maestros y directores de escuelas, y que cuenta con el visto bueno de los sindicatos docentes del distrito.

El desafío de la lectoescritura

El plan presentado por el Gobierno porteño incluye diversas y muy variadas medidas, pero entre las más relevantes está el cambio que se plantea para la forma en que los docentes enseñan a leer y escribir en los primeros grados, un déficit que hoy registran las escuelas, y luego arrastran los alumnos en sus trayectorias educativas.

Clases en una escuela porteña.Clases en una escuela porteña.Mercedes Miguel, ministra de Educación porteña, explica que están yendo desde un modelo basado principalmente en lo que se conoce como “psicogénesis de la lectura”- que plantea que los alumnos “descubren” solos y a su propio ritmo el abecedario- hacia uno más estructurado o “explícito”, que postula que a los chicos hay que enseñárselas a la manera tradicional cada una de las letras o grafemas.

Consultada por Clarín, Miguel explica que el plan sobre lectoescritura es el que el Gobierno porteño implementará en el marco del Plan Nacional de Alfabetización, que impulsa el Gobierno nacional.

Este martes se reunieron los ministros de todas las provincias en el Consejo Federal de Educación, y la Ciudad presentó esta parte de Lengua del plan “Buenos Aires Aprende”. Desde el Gobierno nacional informaron que se llegó a un acuerdo para coordinar planes de lectoescritura en todo el país.

El secretario de Educación Carlos Torrendell, este martes, en el Consejo Federal de Educación.El secretario de Educación Carlos Torrendell, este martes, en el Consejo Federal de Educación.Volviendo a la Ciudad, para que los docentes cambien y enseñen lectoescritura con el sistema explicito, ellos tendrán también que formarse y capacitarse con este enfoque. Para eso, explican en la Ciudad, están implementando transformaciones en los 29 institutos de formación docente estatales del distrito.

Otro cambio importante apunta a la enseñanza de la Matemática. Dicen que buscan “desarrollar el pensamiento crítico para la toma de decisión de cuándo, por qué y para qué usar las fórmulas y procedimientos matemáticos”, algo que ahora no se suele hacer.

El desafío digital

Otro de los ejes relevantes del nuevo plan educativo porteño está vinculado a la transformación digital, en diversos aspectos.

En primer lugar, habrá cambios en la administración de las escuelas. Ya no habrá más papeles, todo será digital. Para fin de año ya planifican un acto cuando se firme el último libro matriz. Esto, dicen, va a bajar la carga de tiempo que lleva lo administrativo, tiempo que se podrá usar para lo pedagógico.

También va a haber un fuerte foco en la alfabetización digital. Desde la Ciudad, dicen que esta es una demanda que detectaron en diversos encuentros que tuvieron con las empresas.

“Ahora ya hay tutores digitales, que enseñan a leer y escribir. No decimos que vayan a reemplazar a los maestros, pero los pueden complementar. No sabemos qué escuela vamos a tener dentro de 12 años cuando la termine un chico que hoy entra a la primaria. Sabemos que todo cambia, y buscamos que los chicos tengan capacidad de resiliencia y que sepan que tendrán que aprender todo el tiempo”, afirman.

Para potenciar la alfabetización digital, los docentes van a participar de un programa especial de capacitación que buscará potenciar sus habilidades digitales.

Un último aspecto de la transformación digital es la conformación de un sistema integrado de gestión nominal, que busca seguir la trayectoria personal de cada uno de los estudiantes.

El desafío de la desigualdad

Si bien la Ciudad de Buenos Aires tiene mejores indicadores educativos que el resto de las provincias, una de las debilidades que se le suele señalar es la enorme desigualdad que hay entre estudiantes de algunas escuelas y sectores sociales y otros.

Con el objetivo de reducir esa brecha social, otro de los ejes del nuevo plan educativo porteño son las “Escuelas en foco”. Seleccionaron los 500 colegios -públicos y privados- que más combinan indicadores de vulnerabilidad social y bajos resultados en las evaluaciones educativas.

A esas escuelas se las busca potenciar en Lengua, Matemática y Gestión Institucional. Para eso, desde el Ministerio de Educación ya están acompañando a sus equipos directivos y docentes.

“Los docentes reciben una capacitación específica con nuevas técnicas de aprendizaje, para estimular el trabajo que hacen y cambiar la forma en que ayudan a aprender a sus alumnos.”, explicaron desde la Ciudad.

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS