2.6 C
Rawson
24 junio, 2024

El llamativo buzo que usaba Abel Guzmán, el asesino del peluquero de Recoleta

Noticias y curiosidades del mundo

El particular detalle del homicida fue captado por las cámaras de TN cuando lo trasladaban a Tribunales para tomarle declaración indagatoria.

Video PlaceholderAbel Guzmán mostró un llamativo buzo cuando fue trasladado a Tribunales. (Foto: captura TN).

Abel Guzmán, el asesino del peluquero de Recoleta que fue detenido el miércoles, fue trasladado por la mañana hacia Tribunales, donde le toman declaración indagatoria. En ese traslado llamó la atención un particular detalle.

Las cámaras de TN captaron el momento exacto en que Guzmán bajó del patrullero para ingresar a Tribunales con la cabeza gacha y sin dar declaraciones. En ese instante se le vio un llamativo buzo con dos leyendas: una en el pecho y otra en la espalda.

Leé también: El impactante cambio físico del asesino del peluquero de Recoleta: las fotos del antes y después

“Solo pierde el que no pelea“, rezaba la estampa que tenía en su espalda el asesino de Gabriel Medina. La frase estaba escrita a modo de círculo, y dentro de él había una imagen de un gallo con unos guantes de boxeo puestos.

Mientras tanto, en la parte de adelante del buzo decía: “Picante Fight Club”. El texto hace referencia a un club en el que se entrena kickboxing y artes marciales mixtas, que cuenta con distintos centros de entrenamiento por la Ciudad de Buenos Aires.

El club es conocido en el mundo de las redes sociales, dado que el fundador Nicolás Ryske prepara a famosos como el conductor Gregorio Rosello y al cantante de Las Pastillas del Abuelo, “Piti” Fernández.

Guzmán entró a Tribunales escoltado por dos policías, con su cara tapada por las manos de los efectivos policiales y evitando responder las preguntas de los periodistas que lo esperaban en la puerta. Rápidamente ingresó y ahora espera para que le tomen la declaración indagatoria.

El impactante cambio físico del asesino del peluquero de Recoleta: las fotos del antes y después

Abel Guzmán lucía rapado y afeitado a cero en el video que grabó la cámara de seguridad del local donde se ve el momento exacto en el que le disparó a sangre fría al estilista. Sin embargo, fue detenido con una imagen completamente distinta.

Cuando la policía lo encontró escondido en una casa de la localidad bonaerense de Moreno, Guzmán tenía el pelo largo atado por una colita, peinado con mucho gel, y una tupida barba que le cubría gran parte de la cara.

Por este motivo, los vecinos de la zona jamás pudieron reconocerlo, dado que en las fotos que circulaban en las redes sociales se lo veía completamente distinto. Sin embargo, hubo una persona que lo reconoció y llamó a la policía.

Leé también: La pareja del peluquero de Recoleta habló tras la detención del asesino: “Que explique por qué lo hizo”

La información sobre su paradero se conoció recién hoy tras el llamado de una vecina, quien dijo que lo había reconocido. La mujer ahora deberá reclamar la recompensa de $5 millones que había puesto a disposición el Ministerio de Seguridad de la Nación.

Por ese llamado, los oficiales de la Dirección de Delitos Complejos de la Policía de la Ciudad fueron hasta la calle Miserere al 4900 e hicieron tareas de vigilancia hasta que lo vieron, de acuerdo a lo que detalla el parte policial al que accedió este medio.

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS