13.2 C
Rawson
14 junio, 2024

“Delincuentes con batas”: una mujer y su bebé murieron en el parto porque los médicos tardaron en atenderla

Una familia denunció por mala praxis y negligencia a los médicos del hospital Pasteur en la ciudad cordobesa de Villa María debido al fallecimiento de una mujer y su bebé recién nacido durante el parto. Según los denunciantes, los doctores demoraron más de la cuenta en asistir a la embarazada.

La denuncia fue presentada el martes pasado, 48 horas después del deceso de Natalia Resser y su bebé. La mujer de 30 años, que tenía un hijo de 3, estaba embarazada a término y había ingresado al centro de salud con contracciones.

Tragedia en Córdoba: una bebé murió por broncoaspiración arriba de un colectivo

Según relataron los familiares de la víctima, se tardó más de la cuenta en un cambio de guardia, lo que demoró la atención de la joven. En ese sentido, la madre de Natalia contó que la atendieron “gracias a un policía que pateaba la puerta y pedía ayuda”. Sumado a esto, la semana previa ya había acudido al Pasteur, pero no fue tratada por un paro de actividades en el centro asistencial.

Continuando con su relato, la madre de la víctima mencionó que lo primero que le hicieron a su hija fue una ecografía de ultrasonido, la cual confirmó la muerte del neonato, motivo por el cual se ordenó una cesárea de urgencia. “En ese tiempo que esperó, sufriendo como un perro, al bebé le dejó de latirle su corazoncito y mi hija hizo un pico de presión”, detalló.

Según el relato de su madre, Natalia fue atendida gracias a la insistencia de un policía.

Además, agregó en declaraciones televisivas: “La manosearon, la ultrajaron, le lastimaron un brazo. La habían anestesiado con epidural para hacerle la cesárea, no tendrían que haberle tocado el brazo, pero la sacudieron tanto para sacarle el bebé que la lastimaron toda. Gritaba de dolor, siendo una cesárea se anestesia y no duele nada”.

Según explicó la mamá, Natalia tuvo que ser operada porque su útero estaba sangrando y padecía hipotermia. Sin embargo, la mujer no resistió y murió producto de un paro cardíaco. “La pasaron a una pieza común donde le agarró una grave hipotermia. Las médicas se asustaron y la volvieron a pasar a terapia. Ella estaba muy ida, no reaccionaba nada. Se estaba yendo en sangre y no lo pudieron controlar“, precisó al respecto la mujer.

Murió una beba de tres meses en la puerta de la Casa Rosada: vivía en la calle con sus padres

En una desgarradora carta, la tía de Natalia la despidió y describió a los médicos de la institución como “delincuentes con batas que descartaron, así como así a una mamá que recién comenzaba su vida”.

“Solo pensar en tanto sufrimiento me duele hasta la piel. Te arrancaron la vida, la alegría, lo más lindo de tu ser, pero solo agradezco a Dios Santo que te crecieron alas para que puedas volar y ser feliz junto a tu bebé”, escribió Mónica. Además, la mujer contó que su sobrina era “una niña/mujer llena de vida que andaba siempre con una sonrisa y que estaba dedicada a sus estudios, su familia, su hijito de tres años y su bebé por nacer”.

Y finalizó: “Perdón por no estar para defenderte de los que te hicieron mal, tengo sed de justicia. No descansaré hasta que mire al cielo y te vuelva a ver con esa hermosa sonrisa y diciendo ‘ya puedo descansar en paz. Se hizo justicia por mí y por mi hijo'”.

La Justicia exhumó los cuerpos para investigar las muertes

Luego de que la familia de Natalia denunciara públicamente el hecho, la Fiscalía de III Turno de Villa María, a cargo de René Emilio Bosio, inició una investigación de oficio. En ese sentido, se le tomó declaración a la madre de Natalia, a la par que se ordenó la “exhumación de los cuerpos y el posterior traslado a la ciudad de Córdoba, al Instituto de Medicina Forense, para llevar a cabo las correspondientes autopsias médico Forense y determinar las causas de los decesos”.

Sumado a esto, ante las acusaciones de “mala praxis y negligencia”, el Ministerio Público Fiscal (MPF) precisó que “se tomaron las medidas urgentes de investigación tales como el allanamiento a distintas áreas del Hospital Pasteur a los fines de secuestrar elementos relacionados al hecho”. Asimismo, el MPF aseguró que se recibieron “numerosas declaraciones testimoniales”.

Desde el hospital indicaron que brindaron a la Fiscalía toda la documentación requerida. Además, en diálogo con Canal 12 de Córdoba, afirmaron que “no les consta” que la demora hubiera sido por una medida de fuerza del personal, como trascendió en algún momento.

MB / ED

También te puede interesar

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS