6.7 C
Rawson
25 junio, 2024

Acogimiento familiar, el desafío de hacer del tránsito un momento de reparación y restitución

Noticias y curiosidades del mundo

Cuando se toma una medida excepcional, el niño puede ser alojado con un familiar o referente afectivo. En caso de no contarse con ello, se dispone el alojamiento en un hogar convivencial o en una familia de abrigo hasta tanto se resuelva su situación legal.

Jennifer Dillon y la beba que acoge actualmente. (foto: Jennifer Dillon)

Jennifer Dillon y la beba que acoge actualmente. (foto: Jennifer Dillon)

El acogimiento familiar es el cuidado de un niño, niña o adolescente en un núcleo familiar distinto al de origen por un período de tiempo limitado, cuando por una medida de protección excepcional de derechos haya sido separado de su medio familiar. Mientras tanto, los organismos competentes seguirán trabajando con su familia de origen para revertir las causas que llevaron a tomar la medida. Pasados los tiempos legales, el organismo debe resolver si este niño retorna con su familia de origen o solicita al juez competente que declare la situación de adoptabilidad. El acogimiento familiar es transitorio, no crea vínculos jurídicos con la familia acogedora.

Por iniciativa de World Foster Day cada 31 de mayo se celebra el Día Mundial del Acogimiento Familiar, una fecha que resalta la importancia de ofrecer a los niños y adolescentes un entorno seguro y afectivo. Comunidad Malú está realizando una campaña en Instagram para participar del día con los hashtags #diadelacogimientofamiliar #worldfosterday

La inciativa de Comunidad Malú para participar del día mundial del acogimiento familiar. (instagram @comunidadmalu)

La inciativa de Comunidad Malú para participar del día mundial del acogimiento familiar. (instagram @comunidadmalu)

Siguiendo estos tres simples pasos participás del Día Mundial del Acogimiento Familiar. Además, podes ayudar difundiendo y compartiendo los videos, testimonios y mensajes, así como también a considerar la posibilidad de convertirte en familia de acogimiento.

Leé también: Irene adoptó a Keila cuando tenía 4 años, contó su historia en TN y ahora cumple 15: se viene la fiesta

Comunidad Malú

Comunidad Malú es una Asociación Civil de la ciudad de La Plata sin bandera política ni religiosa, de acogimiento familiar de niños/as de 0 a 4 años. Nació en 2016 a partir de un grupo de voluntarios de hogares de niños que deciden conformarse como ONG y brindar un Programa de Acogimiento Familiar en esta ciudad.

“Cuando se decide ser familia acogedora, hay que cumplir requisitos específicos: hay que ser mayor de 21 años, no tener antecedentes penales, no ser deudor alimentario, no estar inscripto para adoptar y no tener denuncias por violencia familiar”, cuenta Jennifer Dillon, aviadora argentina y primera mujer piloto de acrobacia aérea que acoge actualmente a una beba.

“El proceso para ser familia comienza con una charla informativa donde se explican los lineamientos del programa. Luego, quienes quieran participar, tendrán capacitaciones grupales, que son legales, técnicas, de reanimación cardiopulmonar (RCP) y entrevistas individuales con el equipo técnico. Asimismo se realiza una visita al domicilio familiar. Una vez finalizadas las capacitaciones y entrevistas individuales, se envía la carpeta al Organismo Provincial de Niñez que otorga el apto final. Comunidad Malú utiliza el término familia en sentido amplio, abarcando personas solas, parejas de diferente o mismo sexo, con o sin hijos”, agrega.

Además, resalta que en Comunidad Malú cada niño es abrigado por 2 familias simultáneamente, ambas con la misma responsabilidad de cuidado. Cada equipo de familias es acompañado por un referente de la ONG que opera como nexo con la institución. Asimismo, el equipo técnico acompaña y supervisa permanentemente. En cuanto a recursos, desde la institución se proporciona a las familias todo lo necesario para cuidar a un niño, por ejemplo, la cuna, el cochecito, la sillita de auto, pañales y leche de fórmula.

Los principales desafíos que enfrentan los menores y las familias acogedoras

La psicóloga Claudia Bilbao y el trabajador social Tomás Acosta, que forman parte de Comunidad Malú, cuentan que los principales desafíos de las familias tienen que ver con hacer del tránsito un momento de reparación y restitución. Los niños/as que son abrigados llegan con sus derechos vulnerados. Restituir implica esto, restaurar, de otro modo, en un ambiente que brinde seguridad y amorosidad. Además agregan que “Para las familias, el mayor desafío es transitar el abrigo con la incertidumbre de no saber cuánto va a durar ni cómo se va a resolver”.

“El impacto social y emocional en los niños/as que transitan el acogimiento en familias abrigadoras es positivo. Estos primeros tiempos de la infancia son fundamentales. Por eso el acompañamiento de las familias, brindando seguridad y autonomía es fundamental para el proceso de construcción de la subjetividad, es decir, su identidad. Se dan procesos fundamentales para que ese niño/a conozca el mundo a través de sus referentes afectivos. El niño se encuentra con que hay otras formas de cuidado y de pautas que en ese tiempo que transitan por las familias de abrigo se adquieren y se sostienen a lo largo de su vida. Son “marcas” que las llevan consigo”, comentan Claudia y Tomás.

Claudia Zárate, presidenta de Comunidad Malú junto al Equipo Técnico, Claudia Bilbao y Tomas Acosta. (Instagram @comunidadmalu)

Claudia Zárate, presidenta de Comunidad Malú junto al Equipo Técnico, Claudia Bilbao y Tomas Acosta. (Instagram @comunidadmalu)

Además, existen estrategias y prácticas recomendadas para asegurar una transición exitosa. “Poder generar una transición exitosa es labor de las familias de abrigo, donde tienen que tener bien definido y delimitado su rol y poner límites a los/as niños/as de una manera saludable, sana y amorosa”, detallan los miembros de Comunidad Malú. “A su vez, hay que transmitir mensajes claros y con seguridad para no generar confusión en cuanto a un futuro que muchas veces para las niñeces es en lo inmediato. Todo esto va acompañado de un seguimiento de un equipo técnico capacitado y con una mirada puesta desde el interés superior del niño”, agregan.

Leé también: La seis claves para que los hijos tengan hábitos alimenticios saludables

El acogimiento familiar es una medida esencial para ofrecer a los niños y adolescentes un entorno seguro y afectivo durante períodos de vulnerabilidad.

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS