2.9 C
Rawson
24 junio, 2024

Ley Bases: uno por uno, todos los cambios que cedió el Gobierno para conseguir el dictamen final del Senado

Noticias y curiosidades del mundo

El desembarco de Guillermo Francos en la jefatura de Gabinete le permitió al Gobierno dar un giro de 180 grados en la estrategia de negociación con la oposición en el Congreso y pasó del todo o nada a ceder cargos en la ANSES o el PAMI para conseguir las firmas de los senadores que le garantice el dictamen de la Ley Bases, que hasta este miércoles a la noche estaba empantanada en el Senado, con destino incierto y con una fuerte presión del kirchnerismo para hacerla caer.

El nuevo jefe de Gabinete jugó a la política versión «casta» y así quebró la resistencia de los dialoguistas más díscolos, aunque aún no está precisado cuál es el precio que deberá pagar el Gobierno para festejar este punto que lo deja en camino de llegar a las dos primeras leyes de Javier Milei, que quedaron listas para ser tratadas en el recinto del Senado, algo que recién se concretará el 12 o 13 de junio, con una semana de descanso después de este duro trajinar de las negociaciones.

Pero cada vez se conocen más detalles de la reunión que Francos tuvo con los dialoguistas para conseguir los votos. En principio, el jefe de Gabinete llevó la confirmación de que los cambios que haga el Senado serán respetado tanto en Diputados -cuando la ley regrese por las modificaciones que se realizó en el articulado- como en el Ejecutivo.

Además, de esa promesa, el ministro coordinador confirmó el 22% de aumento para las alícuotas del Impuesto a las Ganancias para las provincias patagónicas. No es un detalle menor porque eso le permite sumar los votos de al menos seis representantes de esa región, lo que también es clave para la votación en general y puede ser determinante en la particular.

Otro de los reclamos a los que accedió el Gobierno fue la prohibición para que hermanos de funcionarios puedan acceder al blanqueo de capitales, extendiendo la restricción a quienes ocuparon cargos públicos en la última década, cuando el texto original limitaba a los últimos 5 años.

Para completar, aquellos que ingresen a esta nueva exteriorización de capitales no podrán volver hacerlo en nuevo blanqueo hasta 2038. Esto tiene impacto en las expectativas del oficialismo porque entiende que reducirá la proyección de recaudación.

Siempre dentro de las medidas discutidas en el plenario no se podrá avanzar en la disolución de los organismos de ciencia y tecnología, y se mejoró el Registro de Incentivos a las Grandes Inversiones (RIGI) con beneficios para los productores locales y el respeto a las autonomías provinciales, ya que las provincias deberán adherir al programa.

Atención personalizada en el despacho de la vice

Esos cambios fueron los directamente vinculados a la Ley Bases y el paquete fiscal, pero para llegar a las firmas el jefe de Gabinete tuvo que ir al Senado para brindar una atención personalizada a los dialoguistas en el despacho de Victoria Villarruel.

Antes hubo algunos reproches para el radical Flavio Fama. En el revoleo de versiones se aseguraba que no firmó el despacho del paquete fiscal porque se fue a ver el partido de Boca contra Nacional Potosí por la Copa Sudamericana. Pero luego el legislador aclaró que recién partió a la Bombonera luego de estampar su rúbrica.

Más allá de este detalle, el santacruceño José Carambia no fue el único que se llevó una conquista en la negociación de las leyes del Gobierno al conseguir que le aumentaran las regalías mineras del 3% al 5%, luego de que el senador patagónico amenazara con ir con dictamen propio, algo que no afectaba directamente a los objetivos del oficialismo pero que dejaba en duda su apoyo para al votación en general en el recinto.

Francos atendió uno por uno a los dialoguistas mientras en los pasillos del Senado los asesores trataban de explicar cómo quedaba el debate luego de que se pasara a un cuarto intermedio el plenario de las comisiones de Legislación General, Asuntos Constitucionales y Presupuesto.

Según pudo averiguar este diario, Francos otorgó algunos beneficios para conseguir el apoyo de dos integrantes de Unidad Federal que estaban complicando la estrategia. El entrerriano Edgardo Kueider se llevó algunas promesas vinculadas con la ANSES y el PAMI. Es sabido que los diputados y senadores vinieron presionando por conseguir lugares en las oficinas provinciales de los organismos nacionales, algunas de las cuales estaban bajo el control de La Cámpora.

En tanto, el correntino Carlos «Camau» Espínola obtuvo la promesa del jefe de Gabinete de un lugar en el Entidad Binacional Yacyretá (EBY), aunque no se dieron mayores precisiones. Mientras que una de las diputadas que responde al gobernador de Chubut Ignacio «Nacho» Torres tenía abierta una negociación con el Gobierno para dar su apoyo a la ley. Luis Juez, jefe del PRO, también aseguran que hizo algunos pedidos, aunque no se dieron mayores precisiones.

La negociación por la Ley Bases y el paquete fiscal no está cerrada porque ahora el Gobierno seguramente irá a la caza de los senadores de Unión por la Patria para que apoyen algunas propuestas en la votación en particular, ya sea por el Impuesto a las Ganancias como por el régimen de grandes inversiones.

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS