10.9 C
Rawson
22 abril, 2024

Espionaje ilegal: procesaron al hacker que intervino los celulares de los jueces que juzgaron a Cristina Kirchner en Vialidad

Noticias y curiosidades del mundo

El juez federal Marcelo Martínez De Giorgi procesó con prisión preventiva a Ezequiel Nuñes Pinheiro por haber hackeado los celulares de jueces federales de Comodoro Py, Mariano Borinsky, Rodrigo Giménez Uriburu y Andrés Basso. Además fue procesado el ex policía Ariel Zanchetta, quien también continuará detenido.

El joven misionero fue procesado por haber accedido de forma indebida a los teléfonos celulares de magistrados federales, cuyo dato en común es que intervinieron en diferentes instancias del caso Vialidad, cuya sentencia es la primera condena para Cristina Kirchner por hechos de corrupción.

Al ex policía federal -vinculado al espionaje- Zanchetta, Martínez De Giorgi lo procesó por acceso ilegitimo a comunicaciones y a bancos de datos personales, por interrupción de las comunicaciones y por tentativa de estafa.

En esta investigación instruida por la fiscalía de Gerardo Pollicita, se acreditó que al menos desde febrero de 2022 y hasta mayo de 2023, «se realizaron un conjunto de acciones tendientes a vulnerar las comunicaciones telefónicas y electrónicas» de los Jueces de la Cámara Federal de Casación Penal Gustavo Hornos y Mariano Borinsky, y de los integrantes del TOF 2 Andrés Basso y Rodrigo Giménez Uriburu.

Desde una localidad de Misiones, Nuñes Pinheiro recibió instrucciones a través de Telegram para hackear quince “objetivos” -como los denominaba él-, según confesó ante la jueza porteña Araceli Martínez y la fiscal especializada en cibercrimen, Daniela Dupuy, que comenzaron a investigarlo por la violación del teléfono del ex secretario de Seguridad Marcelo D’Alessandro. Esa lista incluía a jueces federales de Comodoro Py.

En la explicación que amplió ante el juez Marcelo Martínez De Giorgi -que interviene por la intromisión a sus colegas del fuero federal- el hacker reiteró que se originó todo en una comunidad de Telegram llamada Dark PFA, que vendía datos del RENAPER. Nuñes Pinheiro Incursionó en ese grupo cuando por privado un usuario le preguntó si conocía la técnica llamada “SIM SWAP” o creación de tarjetas SIM mellizas de los celulares.

En agosto del año pasado, y después de una respuesta afirmativa a esa consulta, otro usuario de la misma aplicación le ofreció un trabajo: hackear el celular de quince personas. Por cada “objetivo” dijo que cobró 15.000 pesos.

El hackeo

La maniobra investigada derivó en la acumulación de las denuncias presentadas de forma individual por los mencionados jueces, a los que se sumó el camarista Gustavo Hornos.

Sobre la responsabilidad penal de Nuñes Pinheiro, el juez Martínez De Giorgi indicó que después de las medidas de prueba impulsadas por el fiscal Pollicita se dio por comprobado que, «mediante la modificación de datos originales de líneas telefónicas, tomó el control de ellas y solicitó los códigos vía SMS para acceder -ya sea mediante la intervención de terceros o por sus propios medios- a las aplicaciones Telegram y/o Whatsapp» de los jueces, dice la resolución a la que accedió Clarín.

El joven hacker obtuvo los datos necesarios para su tarea ilegal a través de consultas que realizó mediante el servicio de la firma NOSIS y a la base del Registro Nacional de las Personas (ReNaPer).

Estos datos resultaban necesarios para concretar el paso siguiente de la maniobra, ya que «para tomar control de la línea de telefonía celular era imprescindible contar con el nombre completo, número de DNI, sexo y número de trámite del DNI de las víctimas seleccionadas, junto a una serie de datos personales».

Al analizar las fechas, muy cercanas entre sí, del hackeo de los celulares de los camaristas como de los dos integrantes del TOF 2, Martínez De Giorgi planteó que los dispositivos asociados a usuarios que efectuaron consultas en la aplicación MiNosis para obtener información relativa a los jueces Giménez Uriburu, Basso y Hornos «se vinculan directamente con Nuñez Pinheiro. Incluso, se verificó que una de las casillas de correo electrónico relacionada a uno de los aludidos usuarios, se creó con una dirección de IP registrada a su nombre«.

Para el juez, no debe soslayarse que las consultas que se efectuaron respecto de los integrantes de Comodoro Py hackeados «ocurrieron apenas unos minutos antes de que los damnificados perdieran el control de sus líneas telefónicas. Es decir,las circunstancias enumeradas permiten afirmar que Núñez Pinheiro efectivamente participó en los eventos» investigados.

En lo que concierne a Ariel Zanchetta, los investigadores dieron por corroborado que mediante la utilización de su usuario registrado en “SudamericaData” y desde un servicio de internet instalado en su domicilio particular «obtuvo información personal tal como: número de documento, domicilios actuales y anteriores, el nombre de otros sujetos vinculados al mismo domicilio, empleadores, bancos en los que opera, automotores, correos electrónicos, teléfonos fijos y móviles, sociedades y datos de salud, respecto de dos víctimas de los hechos aquí investigados —doctores Mariano Borinsky y Gustavo Hornos—, como así también respecto de los Señores Ministros de la Corte Suprema, doctores Horacio Rosatti y Ricardo Lorenzetti».

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS