2.6 C
Rawson
24 junio, 2024

El Gobierno se impacienta por la Ley Bases y alerta por la oposición: «Un nuevo Grupo A»

Noticias y curiosidades del mundo

“Esperemos que no se transformen en un nuevo Grupo A, aliados con el kirchnerismo”. Cuentan en Casa Rosada que Javier Milei no necesitó esperar a que la Cámara de Diputados votara el proyecto que emplazó a un plenario de comisiones a dictaminar la ampliación del presupuesto universitario, para convencerse de que en el Congreso hay un nuevo conflicto en puerta.

El Presidente ya advertía movimientos sugestivos de la oposición dialoguista en las últimas semanas y, si bien había seguido al pie de la letra la estrategia trazada por su asesor estrella Santiago Caputo para no empantanar las negociaciones por la Ley Bases y el paquete fiscal, ante su círculo de confianza no ocultaba su malestar por las demoras en el debate, que echaron por tierra el Pacto de Mayo. Pero la nueva movida en torno a la educación, eje sobre el que se pusieron de acuerdo el bloque de la Unión Cívica Radical y el kirchnerismo, terminó por encender las alarmas y reavivar su enojo.

Tras consultarlo con dirigentes con los que interpreta la política, el jefe de Estado decidió renovar la advertencia de que su paciencia no es infinita: «Yo les aviso, por si les interesa, que cualquier proyecto que manden desde el Congreso, que quieran romper el equilibrio fiscal, romper la caja y hacer volar este país por los aires, se los voy a vetar, me importa tres carajos«, fue la frase en el marco del discurso de cierre que ofreció en el foro organizado por el Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas.

Aunque no se trató de un aviso sólo a la oposición, dado que implicó un mensaje por elevación a sectores empresariales que observan con preocupación el factor de la gobernabilidad, el Presidente busca redefinir el vínculo con dialoguistas a los que supo elogiar no hace mucho, como el jefe del bloque radical, Rodrigo de Loredo. “Es demencial que nos hagan una sesión con los K para tratar el presupuesto universitario, cuando el día anterior se había acordado un 270 por ciento de aumento con todos los rectores y hasta lo anunció (el vocero presidencial Manuel) Adorni«, fue el razonamiento que hizo una importante espada de Milei que abona la teoría de que ciertos dirigentes radicales «le hacen el juego al kirchnerismo».

Esta movida fue expuesta casi en el momento por el jefe del bloque del PRO, Cristian Ritondo, quien interrumpió la sesión para marcar el doble juego de sus ex compañeros de Juntos por el Cambio: “Se vota una sola moción y no dos como era hasta hace un ratito, porque es un acuerdo de la UCR con UxP (Unión por la Patria), que quede claro”, disparó antes de que se cristalice el voto en conjunto de esos bloques.

Ritondo habla seguido con Milei. Mucho más de lo que les gustaría a varios entornistas del Presidente. Hay quienes sostienen en el Gabinete que el diputado macrista lanzó ese dardo al cabo de un intercambio con el mandatario.

En el Gobierno no termina de convencer que la maniobra obedezca sólo a una interna radical por ver quién se adjudicaba el logro con las universidades. De hecho, este miércoles, mientras Milei se preparaba para presentar su libro en el Luna Park, la mesa política del Gobierno, encabezada por Caputo y el ministro del Interior, Guillermo Francos, se reunió en un despacho de la planta baja de Casa Rosada para determinar cómo se abordará hacia adelante el vínculo con la oposición, un tema que, tal como contó Clarín este sábado, trepa alto en la agenda oficialista.

La alusión al Grupo A que hacen en Balcarce 50 tiene que ver con los bloques de a oposición, entre los que estaba el PRO, la Coalición Cívica, la UCR y el socialismo, que en diciembre de 2009 se unieron para quitarle a los K el control de las comisiones en Diputados. En este caso, con La Libertad Avanza en absoluta minoría y fragilidad parlamentaria, entienden que el consenso entre radicales y el kirchnerismo se dará eventualmente ante temas de interés conjunto. ¿Cuál puede ser el paso siguiente al financiamiento de la educación pública? En el Gobierno tomaron nota del proyecto de ley antidespidos que presentó el diputado ultra K Hugo Yasky, para declarar la emergencia laboral hasta el 31 de diciembre de 2027, y la creciente preocupación que surge de algunos diputados dialoguistas por el impacto que puede tener la recesión en el empleo privado.

Con todo, como síntesis de la tensión con la oposición y a pedido de Milei, en la conferencia de prensa de este jueves Adorni se encargó de repasar la cantidad de leyes que lograron otros presidentes en sus primeros meses en la Casa Rosada y recordó que la oposición no le está dando los instrumentos que necesita para gobernar.

A la espera del desenlace del trámite de la Ley Bases y el paquete fiscal que en el Senado, donde la próxima semana el oficialismo buscará sacar dictamen a los proyectos, la idea de los operadores del Gobierno es bajar la tensióin y que no se dinamiten los puentes. «Ya mandamos el mensaje que no nos van a pasar por arriba, ahora la pelota está del lado de ellos«, plantean. Es que, luego de acceder a la mayoría de cambios que pidió la oposición, entienden que «la oposición no va a tener forma de explicar por qué no sale la ley».

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS