10.9 C
Rawson
22 abril, 2024

Jennifer Lawrence en Hazme el favor: sexy, desvergonzada y haciendo ese favor

Noticias y curiosidades del mundo


La ganadora del Oscar es una conductora de Uber que debe desvirgar a un joven para ganarse un auto. Comedia zafada, con Matthew Broderick.

La comedia sexual tiene sus adeptos, y Hazme el favor apunta de manera descarnada y directa hacia ellos. Tiene a Jennifer Lawrence desnuda en buena parte de la proyección, chistes de doble y triple sentido y un arreglo y/o engaño que es el centro de la cuestión.

La actriz ganadora de un Oscar es Maddie, a quien una mañana despierta una grúa en la puerta de su casa. Se están llevando su auto, como forma de embargo por no pagar los altísimos impuestos inmobiliarios de la casa donde vive sola, desde que murió su mamá, en Montauk, en el estado de Nueva York.

Bueno, vive sola pero no siempre duerme sola. Si bien no tuvo buenas experiencias de pareja, porque suele cortar antes de comprometerse, vive el sexo como pocos.

Jennifer Lawrence, en pleno acto de seducción del preuniversitario Percy, el actor de

Jennifer Lawrence, en pleno acto de seducción del preuniversitario Percy, el actor de «Querido Evan». Fotos UIP
Lo peor es que ella se gana la vida como conductora de Uber, por lo que, sin auto, no hay manera de juntar los dólares para pagar los impuestos de la casa, ni recuperar el auto, ni comprar un chocolate Shot.

Desafortunada en el amor…

Por fortuna, si nunca tuvo suerte en el amor, sí tiene un par de amigos de siempre, el surfista Jim (Scott MacArthur) y su pareja embarazada Sara (Natalie Morales), quienes le encuentran una solución. Una pareja adinerada ofrece entregarle un automóvil gratis a la mujer “joven” que pueda “salir” con su hijo Percy.

Andrew Barth Feldman y Lawrence, en la playa, pero con ropa...

Andrew Barth Feldman y Lawrence, en la playa, pero con ropa…
A no preocuparse, que Percy (Andrew Barth Feldman, que interpretó al protagonista del musical Querido Evan, en Broadway) no es menor, tiene 19 años, en breve ingresa a la universidad de Princeton, pero sus papis temen que, sin experiencia, la universidad sea traumática para él.

Así que Maddie va a ver a los padres (que son Matthew Broderick y Laura Benanti), y llegan a un acuerdo. El que no sabe nada es Percy: ella debe “conquistarlo”, seducirlo, sin que el joven sepa que es una movida de sus progenitores.

La comedia tiene un humor de doble y triple sentido.

La comedia tiene un humor de doble y triple sentido.
Para los puristas que se escandalicen por la diferencia de edad, Bradley Cooper le lleva a Jennifer Lawrence 15 años (remember El lado luminoso de la vida), que es más o menos la diferencia de edad que Maddie tiene con Percy, pero al revés.

La comedia jamás cuestiona tener sexo por dinero -aunque el que reciba la prestación, no sabe que es así- y ése es uno de los puntos destacables de la comedia del coguionista y director Gene Stupnitsky (Chicos buenos o Good Boys).

Maddie, con sus amigos. La película esboza, también, una crítica al poder del dinero.

Maddie, con sus amigos. La película esboza, también, una crítica al poder del dinero.
Hay una crítica a los arrogantes que llegan a Montauk con dinero como para comprarlo todo y desplazar a los locales, humor de calibre más o menos grueso y una escena en la que Lawrence, que está una noche en el mar nadando desnuda con Percy, sale del agua a atacar a los jóvenes que querían robarle la ropa que habían dejado en la playa.

Lawrence está, ni bien ni mal. El título original (No Hard Feelings, Sin malos sentimientos) es quizá, tal vez, en una de ésas, más sutil y a la vez más explícito acerca de lo que la película quiere en definitiva ofrecer, que con el que se estrena en la Argentina, un Hazme el favor tratado de tú.

«Hazme el favor»

Regular

Comedia. Estados Unidos, 2023. Título original: «No Hard Feelings». 103′, SAM 13. De: Gene Stupnitsky. Con: Jennifer Lawrence, Andrew Barth Feldman, Matthew Broderick. Salas: Hoyts Abasto y Unicenter, Cinépolis Recoleta, Showcase Belgrano.

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS