18.6 C
Rawson
24 abril, 2024

Para los banqueros, «dolarizarse sería resignarse como país»

Noticias y curiosidades del mundo


Las entidades de capital nacional nucleadas en Adeba también se refirieron a la baja penetración del crédito en Argentina y criticaron el avance del Congreso sobre los préstamos UVA.

A pesar de la alta bancarización que existe en Argentina, por las condiciones macro económicas y la informalidad, el nivel de financiamiento en el país es el más bajo de la región. Los banqueros reunidos en Adeba reclamaron estabilidad macro, eliminación de «impuestos distorsivos», seguridad jurídica y «que el Congreso no intervenga en contratos de privados» como requisitos para revertir esta situación.

Javier Bolzico, presidente de Adeba, destacó que mientras en Argentina el ratio de préstamos sobre el PBI apenas llega al 8%, el promedio de Latinoamérica es de 50% y no hay ningún país con menos de 25 %. «Aumentar el nivel de la bancarización es al mismo tiempo nuestro desafío y gran oportunidad», dijo y remarcó que esto podría lograrse y «con las condiciones adecuadas» llevar ese nivel a entre el 12% y el 15% en los próximos dos años.

Esto, según las estimaciones de Adeba, representaría un aporte de entre US$ 10.000 millones y US$ 18.000 millones en créditos. Y en cinco años, podría triplicarse el nivel actual. Bolzico aseguró en un encuentro con periodistas no sólo que «esto es posible» sino que «los bancos, en especial la banca privada nacional, ya cuenta ahora mismo con el capital para sostener ese nivel de bancarización».

El cambio que significaría dejar de financiar al Estado vía Leliq y volcar más dinero al sector privado, requiere para los banqueros de capital nacional un rol activo del Gobierno Nacional. En ese sentido, Bolzico reclamó «Estabilidad macroeconómica» y aseguró: Los argentinos podemos y debemos tener una moneda estable». 

«Dolarizar seria resignarse a que como país y sociedad no podemos hacer las cosas bien, para lograr tener una moneda confiable. Los esfuerzos necesarios para implementar una dolarización exitosa, son los mismos que se necesitaran para contar con una moneda estable», aseguró Bolzico.

Es la primera vez que los banqueros del país plantean su postura frente a una de las alternativas que está puesta sobre la mesa del debate económico de cara a las próximas elecciones. Al mismo tiempo, Bolzico pidió la eliminación de los impuestos «distorsivos» asociados al sistema financiero, así como también la supresión de «tasas máximas y mínimas» para la actividad bancaria.

«Existe una sobre-regulación que condiciona el desarrollo del sector y genera distorsiones», aseguró Bolzico. «El 100% de las tasas pasivas, o sea, la mitad del banco, las tasas de depósito, están reguladas por el Estado. O sea que el banquero no hace nada. Y con respecto a las tasas activas, hay tasas máximas de crédito, hay tasas mínimas de crédito, y no hay más depósitos por eso».

Al mismo tiempo, Bolzico pidió «dejar de subsidiar al dinero en efectivo y promover aún más los pagos digitales. Por último reclamó «promover la seguridad jurídica y que el Congreso no intervenga en contratos entre privados». En esta línea, dijo: «se aprobó en Comisiones del Congreso un dictamen que crea una nueva contribución sobre los depósitos (una especie de nuevo impuesto) y altera los contratos hipotecarios UVAs, entre otras medidas».

«De transformarse en el referido dictamen, limitará el desarrollo del un mercado hipotecario para la vivienda robusto», aseguró el banquero.

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS