16.4 C
Rawson
13 abril, 2024

Fitch le bajó la nota a los bonos más confiables de la mayor economía del mundo: EE.UU. perdió la triple A

Noticias y curiosidades del mundo


La agencia le sacó al país su máxima calificación de solvencia soberana. La nota de la deuda pasó de AAA a AA+

La agencia Fitch le bajó la calificación crediticia de largo plazo de Estados Unidos a AA+, desde AAA, como reflejo del deterioro fiscal previsto para los siguientes tres años. De esta forma, la economía más grande del mundo pierde, de acuerdo con datos de Bloomberg, la nota que conservaba desde al menos el año 1994.

Las medidas se producen luego de importantes disputas sobre el endeudamiento de la nación y repetidos enfrentamientos sobre el aumento del límite de la deuda. Si bien se resolvió el estancamiento legislativo más reciente, sigue siendo un posible problema de preocupación.

La rebaja de calificación de los Estados Unidos refleja el deterioro fiscal esperado durante los próximos tres años, una carga de deuda del gobierno general alta y creciente, y la erosión de la gobernabilidad en relación con sus pares calificados ‘AA’ y ‘AAA’ durante las últimas dos décadas que se ha manifestado en repetidos enfrentamientos de límites de deuda y resoluciones de última hora dijo Fitch en una declaración.

Esta no es la primera ocasión en la que una calificadora rebajó la calificación crediticia de Estados Unidos. Standard & Poor’s recortó la calificación crediticia estadounidenses a AA+ desde AAA en 2011, después de que Washington logrará evitar un incumplimiento.

En ese momento, la agencia destacó el riesgo político como parte de su razonamiento.

Fitch ya había previsto el pasado 24 de mayo que existía el riesgo de una rebaja. Estados Unidos ahora tiene una calificación por debajo de AAA, y el asesor tiene una perspectiva estable para el país.

Por otro lado, Moody’s Investors Service califica actualmente a Estados Unidos con su máxima calificación AAA. S&P Global Ratings lo tiene con una puntuación de AA+, un peldaño abajo de su máximo nivel, después de haber eliminado su puntaje máximo en 2011, inmediatamente después de una crisis anterior de techo de deuda.

La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, respondió a la rebaja calificándola de “arbitraria” y “obsoleta”. La funcionaria dijo también que  estaba “firmemente” en desacuerdo con la decisión de Fitch. También señaló que el modelo de calificaciones cuantitativas de Fitch disminuyó entre 2018 y 2020, pero que la agencia sólo anunciaba su cambio ahora a pesar de los progresos observados en los indicadores.

Yellen subrayó que “los valores del Tesoro siguen siendo el activo seguro y líquido preeminente del mundo, y que la economía estadounidense es fundamentalmente fuerte”.

Antecedente

En mayo, Fitch había puesto en tela de juicio el crédito del país poniéndolo en “vigilancia de calificación negativa”, reflejando el aumento del partidismo político que obstaculizaba una resolución para elevar o suspender el límite de la deuda antes de una fecha límite inminente.

Aunque los legisladores alcanzaron un acuerdo bipartidista para evitar un impago catastrófico, Fitch mantuvo en junio a EE.UU. en vigilancia negativa.

«En opinión de Fitch, se ha producido un deterioro constante de los estándares de gobernanza en los últimos 20 años, incluidos los asuntos fiscales y de deuda», subrayó la agencia.Y añadió: «Los repetidos enfrentamientos políticos por el límite de la deuda y las resoluciones de última hora han erosionado la confianza en la gestión fiscal».

SN

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS