12.3 C
Rawson
17 junio, 2024

Elecciones 2023: San Luis y Mendoza le dieron impulso a JxC y potenciaron la interna en días de definiciones

Noticias y curiosidades del mundo

En la nueva escala rumbo a las elecciones nacionales los festejos más sonoros fueron para Juntos por el Cambio. El batacazo en San Luis sobre el peronismo del gobernador Alberto Rodríguez Saá y el triunfo holgado en las PASO de Mendoza le dieron impulso a la alianza para las primarias de agosto pero también un escenario a la interna entre Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich, de cara a los días de definiciones de listas y fórmulas que se vienen.

Larreta viajó temprano a San Luis para festejar junto a Claudio Poggi, el gobernador electo por Cambia San Luis que se impuso sobre Jorge Fernández, el delfín de Rodríguez Saá, y no fue solo: los radicales Martín Lousteau y Gerardo Morales y el liberal José Luis Espert también fueron hacia allí para celebrar una victoria en la que tuvo mucho que ver la crisis del peronismo local.

Bullrich eligió Mendoza para mostrarse junto al candidato a gobernador radical Alfredo Cornejo, que ganó la interna de Juntos por el Cambio en las PASO donde la coalición se impuso por más de 20 puntos sobre Omar de Marchi, dirigente del PRO y ex colaborador de Larreta que decidió competir por afuera, y dejó en un lejano tercer lugar al Frente de Todos.

Así, la foto del festejo de Juntos por el Cambio fue la de sus dos precandidatos presidenciales más importantes exponiendo sus alianzas para la interna. Junto a Poggi y una parte del radicalismo más Espert, Larreta aprovechó el triunfo para destacar la estrategia de la «ampliación» que defiende frente a Bullrich, quien se mostró junto a un aliado constante como es Cornejo.

El contexto general le da otra importancia a esas señales, dado que entre esta semana y la próxima se definen las listas con las que ambos irán a las PASO nacionales y donde se supone incluirán a esos aliados, con un rol preponderante de los dirigentes radicales que, además, celebran este lunes su Convención Nacional. Cornejo y Morales llegan a la cita separados, justamente, por sus alianzas con Bullrich y Larreta.

Elecciones: batacazo en San Luis y ¿fin para la hegemonía de los Rodríguez Saá?

El triunfo en las elecciones a gobernador de San Luis es el más importante para la coalición opositora porque logró aprovechar la fuerte pelea entre los hermanos Alberto y Adolfo Rodríguez Saá, que ejercen su dominio político sobre la provincia desde 1983.

Poggi se convirtió en el nuevo gobernador de San Luis por Juntos por el Cambio y la ruptura entre los Rodríguez Saá 

La fórmula que encabezó el diputado de Juntos por el Cambio Claudio Poggi acompañado por Ricardo Edeiza se impuso con el 53% de los votos sobre el binomio de Fernández y la senadora María Eugenia Catalfamo que alcanzó el 45%, con el 51% de las mesas escrutadas y tras algunas horas de una pelea voto a voto.

Poggi ya había sido gobernador entre 2011 y 2015 de la mano de los Rodríguez Saá. Ahora vuelve al cargo con Juntos por el Cambio, aunque en la victoria colaboró en parte el histórico clan. Y es que el senador Adolfo Rodríguez Saá respaldó al candidato opositor para destronar a su hermano a pesar de ser integrante de la bancada del Frente de Todos en el Congreso.

De hecho, el senador fue el primero en expresar públicamente que Poggi había ganado, cuando Larreta, Lousteau y compañía todavía estaban en vuelo hacia la provincia. Fuentes cercanas al dirigente peronista contaron a iProfesional que le mandó un mensaje temprano para felicitarlo pero que, cuando supo que las figuras opositoras iban al búnker, decidió ir saludarlo antes para no salir en la foto con ellos.

Si bien el resultado puede ser leído como la derrota de un histórico clan familiar, Alberto Rodríguez Saá perdió más que su hermano. El acuerdo político entre Poggi y Adolfo Rodríguez Saá podría tener algún reflejo en el armado de las listas de San Luis para las elecciones nacionales que favorezca al senador.

De cualquier forma, el triunfo de Poggi con la lista de Juntos por el Cambio dejó expuesta la crisis del peronismo de la provincia que generó la pelea entre los Rodríguez Saá.

Mendoza: Cornejo desplaza a los díscolos, relega al kirchnerismo y le anota un punto al «ala Bullrich»

El triunfo de Cambia Mendoza en las PASO provinciales era previsible por ser uno de los cuatro distritos que gobierna la coalición opositora a nivel nacional, con la UCR a la cabeza. En este caso, el dato destacado fue la diferencia que le sacó Cornejo, ya no a la lista de Luis Petri que compitió con él en la interna, sino a la de De Marchi, que se fue del espacio, y al kirchnerismo.

Cornejo se consolidó como candidato a gobernador y se impuso cómodo en la interna y sobre el peronismo 

Al consagrar a Cornejo como como candidato para volver a la Gobernación -hoy en manos de su delfín, Rodolfo Suárez- en las elecciones generales del 24 de septiembre, el Frente Cambia Mendoza se impuso con el 45% de los votos sobre 21% de La Unión Mendocina, el espacio que creó De Marchi para competir por afuera a pesar de ser un dirigente encumbrado del PRO.

El resultado tiene su reflejo en la interna nacional. Por un lado, Cornejo es un aliado clave de Bullrich mientras que De Marchi fue armador de Larreta en el interior, aunque el jefe de Gobierno porteño le quitó su apoyo tras la ruptura en la provincia.

Por el otro, el candidato a gobernador llega a la Convención de la UCR con un triunfo a cuestas que, si bien fue lógicamente saludado y festejado por Larreta en redes sociales, tributa más para el sector «duro» de la alianza que lidera Bullrich que para el ala «moderada» que integra Morales, presidente del partido, junto al alcalde porteño.

A ello se suma que el Frente Elegí, versión local del Frente de Todos, quedó en un lejano tercer lugar con el 15% de los votos, lo que expuso el predominio de la UCR y el PRO sobre el peronismo y el kirchnerismo en la provincia. En la interna de ese espacio se impuso el ex intendente de Luján de Cuyo Omar Parissi, quien se convirtió en el candidato a gobernador por el oficialismo nacional.

Saludos y felicitaciones para que la interna no frustre el envión

A pesar de que la foto de los dos triunfos mostró una vez más la pulseada entre dos ejes bien definidos de cara a las PASO nacionales, los referentes de Juntos por el Cambio cuidaron las formas para que la interna no empañara el resultado, especialmente luego del tembladeral que generó la propuesta de Larreta de sumar al espacio al gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti.

Mientras se acercaba al búnker de Poggi en San Luis -tras su paso por Corrientes para celebrar el triunfo de Gustavo Valdés en las legislativas de esa provincias- Larreta felicitó a través de Twitter a Cornejo «por la elección que hicieron» y expresó: «En Mendoza en toda la Argentina vamos a hacer el cambio de nuestras vidas».

Las elecciones en San Luis, Mendoza y Tucumán iniciaron la recta final para la definición de candidaturas nacionales

Por su parte, Morales tampoco dejó de saludar la victoria que, en definitiva, fue de su partido. «Felicitaciones al pueblo de Mendoza por la jornada democrática. Celebramos la gran elección que hizo Luis Petri y la victoria de Alfredo Cornejo. En unidad, con ideas claras y orden, podemos recuperar la esperanza a lo largo y ancho de la Argentina», señaló.

En tanto, Bullrich hizo lo propio desde Mendoza y cuando Cornejo le cedió el micrófono destacó que «es un gran domingo para todo Juntos por el Cambio en el país», tras lo cual destacó el triunfo en Corrientes y celebró que «Poggi es el nuevo gobernador de San Luis», incluso antes que el propio candidato.

Fue una muestra de que, en el inicio de una definición sobre el armado de las listas que será muy tensa y luego de la polémica por el acercamiento de Larreta con Schiaretti, los referentes nacionales de la alianza opositora intentan dar muestras de unidad.

Tucumán: victoria peronista, trampolín para Manzur y expectativa para el FdT 

Luego de que la Corte Suprema suspendiera las elecciones provinciales previstas originalmente para el 14 de mayo y obligara al gobernador de Tucumán, Juan Manzur, a abandonar su candidatura a vicegobernador de Osvaldo Jaldo, el peronismo tuvo su revancha con un holgado triunfo.

Jaldo se impuso con el 56% de los votos junto a Miguel Acevedo, quien reemplazó a Manzur en la fórmula y se convirtió en el gobernador electo con una amplia ventaja sobre el candidato de Juntos por el Cambio, Roberto Sánchez, que obtuvo el 33%.

Manzur, que se mantuvo al frente de la campaña, se prepara ahora para usar el triunfo como catapulta hacia la carrera nacional por un cargo ya sea en el Ejecutivo o en el Congreso. Esta es solo una de las varias ventanas que el resultado de Tucumán le abre al peronismo para los próximos días.

Con el triunfo en Tucumán, Manzur se prepara para meterse en la pelea nacional y los gobernadores apuran definiciones 

La victoria les da una nueva plataforma a los gobernadores peronistas para tratar de influir en la estrategia nacional del Frente de Todos, sobre la cual ya expresaron que quieren una fórmula única para las PASO con integración «federal». Varios de ellos, como Gildo Insfrán (Formosa), Ricardo Quintela (La Rioja), Raúl Jalil (Catamarca) y Gerardo Zamora (Santiago del Estero) se trasladaron a la provincia para festejar junto a Manzur.

Además, como Larreta en San Luis y Bullrich en Mendoza, el ministro del Interior, Eduardo «Wado» de Pedro, que espera la bendición de la vicepresidenta Cristina Kirchner para ser candidato presidencial del Frente de Todos en las PASO, se sumó a los festejos en Tucumán, donde reclamó que «las instituciones funcionen», en un mensaje a la Corte.

Por otra parte, durante varios días corrió la versión de que Cristina Kirchner esperaría a que pasaran las elecciones de Tucumán para dar a conocer a su candidato y, con él, la estrategia que seguirá junto a los gobernadores y a Sergio Massa, hoy aliados en la interna con el presidente Alberto Fernández. Si bien el plazo para las candidaturas vence el 24 de junio, se prevé que haya novedades esta semana dado que el miércoles deben inscribirse las alianzas.

Las elecciones de Tucumán volvieron a mostrar un flojo desempeño del sector político que encarna el libertario Javier Milei. El precandidato presidencial de La Libertad Avanza apoyó a Ricardo Bussi para gobernador, pero el legislador provincial e hijo del ex interventor militar de la provincia Antonio Bussi, condenado por crímenes de lesa humanidad, sacó apenas el 3% de los votos.

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS