13.2 C
Rawson
14 junio, 2024

Del deseo de Mauricio Macri en 2015, «quito el cepo el día 1», al diagnóstico crudo de hoy de Mingo Cavallo, «ya no se puede liberalizar rápido»

Noticias y curiosidades del mundo


Economía de No Ficción. Mauricio Macri cumplió su ilusión y promesa en 2015 con el cepo. Repetir este año luce más difícil dice el ex ministro de Economía Domingo Cavallo.

“Si yo digo que se sale del cepo en un día, es en un día, ¿me entienden?”.

Mauricio Macri alzó su voz antes de probar el desayuno. Era 18 de marzo de 2015 y él, candidato a Presidente por el Pro (luego Cambiemos). Su principal promesa era dejar de un día para el otro las restricciones a la compra y venta de dólares que había anunciado Amado Boudou, el ex ministro de Economía del kirchnerismo en 2011.

Esa mañana Macri estaba visiblemente molesto. Así recuerdan algunos de los presentes en el desayuno en la sede del gobierno porteño de la Avenida de Mayo. Entre ellos estaban Gabriela Michetti, Esteban Bullrich, Guillermo Dietrich y Francisco Cabrera, funcionarios suyos en la Ciudad y que luego pasarían a la Nación. Algunos al día de hoy recuerdan aquel episodio; otros, más vagamente. Enseguida conectan con que la tarde anterior a esa descarga matinal de Macri, uno de los economistas que trabajaba a su lado, lo había desafiado en público. Carlos Melconian había dicho por radio que la promesa de levantar el cepo en un día era solo un título, ¿vos sabés lo que se requiere para cambiar un desorden de doce años? Lo del 11 de diciembre es un título, pero no para que lo copien así. En radio tenés dos minutos para hablar y Macri necesitaba un título en materia económica, ¿vos te creés que diez meses antes vas a estar definiendo las medidas del 10 de diciembre a la noche con precisión?”.

“¡Conmigo los dólares van a sobrar!”, saltó Macri a la mañana al leer lo de ‘Melco’ en los diarios. “A partir del 11 de diciembre no hay cepo”.

La postura de Macri desafiaba advertencias que, curiosamente, surgían en su propio espacio, sobre esta estrategia a seguir.

El ex ministro de Economía de Chile Andrés Velasco había declarado, apenas unas horas antes —en un evento organizado por el propio Banco Ciudad— , que “sería tonto liberalizar el dólar en 24 horas. No hay que desarmar ningún andamiaje populista, hay que entender que los países no arrancan de cero. Hay que esperar lo mejor en el arranque de un gobierno pero uno debe estar preparado para lo peor”.

Unos meses más tarde, en una reunión en las oficinas de Mario Quintana, del fondo Pegasus, (Quintana sería uno de los asesores principales de Macri en la Jefatura de Gabinete), los economistas Miguel Kiguel y Guillermo Calvo advirtieron delante de Federico Sturzenegger, defensor de una salida rápida del cepo en aquel entonces y de cara a diciembre de este año, que llevar a cabo algo así dispararía la inflación y aumentaría los riesgos de terminar apreciando el tipo de cambio para ‘anclar’ expectativas, si antes no se corregían otros precios relativos. Kiguel y Calvo propusieron desdoblar el tipo de cambio como un esquema de transición hasta unificar el dólar.

Los planteos de Velasco, Kiguel y Calvo carecieron de ‘músculo’ suficiente para torcer una decisión tomada y que entusiasmaba a Macri. Sturzenegger fue el presidente del Banco Central.

Ocho años después, cuándo no, vuelve a hablarse de lo mismo en la Argentina y en el PRO.

La precandidata presidencial de ese espacio, la líder de derecha Patricia Bullrich, promete al igual que Macri salir del cepo rápido (“No creemos en la política de salir del cepo de a poco porque nadie tomará decisiones con cepo, solo postergaremos el comienzo del cepo”, dijo dos meses atrás delante de empresarios).

Y Horario Rodríguez Larreta, jefe de la Ciudad de Buenos Aires, contrincante de Bullrich y con ideas más de centroderecha, contestó. “Podés sacar el cepo en un día pero vas a buscar el dólar a $500 y la pobreza estallaría”.

Como si fuera poco, esta semana apareció el ex ministro de Economía Domingo Cavallo. ¿Y qué dijo? Algo más parecido a lo que expresa Larreta e incluso, a lo que Kiguel-Calvo habían mencionado en 2015. Dicho en criollo, para el ex ministro hoy no se puede aplicar lo que hizo Macri.

¿Por qué?

“Porque los desajustes en los precios relativos de bienes y servicios acumulados hoy en día arrastran un atraso mucho más importante al atraso que se registra en el precio del dólar. Entonces si ocurre una salida inmediata del cepo y aumenta el tipo de cambio, los precios de las tarifas, que ya estaban atrasados, quedarían mucho más rezagados y encima habrá más inflación, no menos, por las expectativas y la inercia, explicó Cavallo en un seminario de la Fundación Fiel.

“Unificar y liberalizar el mercado cambiario—continuó luego el economista, que fue solo interrumpido cuando su esposa Sonia Cavallo lo corrigió en vivo por una fecha en la que se había equivocado— significa remover todos los controles del mercado de cambios, incluyendo los que impiden la repatriación de capitales y envío de dividendos. porque para estabilizar tienen que crearse condiciones para que el precio del dólar atraiga el ingreso de divisas al país y que esa mayor oferta ayude a bajar su cotización. Pero no se podrá hacer al principio de la próxima gestión”.

El ‘paso a paso’ del ministro para salir del cepo y aplicar un plan de estabilización sería así: “Primero debe darse una reorganización de la economía y que sea bien explicada al público, ir a déficit fiscal total cero por bastante tiempo y una apertura de la economía”.

“Pensar en equilibrar las cuentas fiscales con un gran golpe inflacionario como en 2002 es un error porque sería algo reversible a futuro”.

“Un desdoblamiento del mercado cambiario podría ayudar hoy. Alguna fijación del tipo de cambio al principio será necesaria porque esta economía es bimonetaria”.

Así, aplicar un plan de estabilización podría darse recién en 2025, según Cavallo.

¿Y esta vez? ¿qué lado se impondrá en el PRO? ¿Escuchará Bullrich los consejos que Cavallo les da a los economistas que la asesoran?

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS