4.4 C
Rawson
24 mayo, 2024

Cuáles son los 30 modelos que podrían subir de precio tras el cambio de los impuestos internos

Noticias y curiosidades del mundo

El Gobierno subirá a 37 millones de pesos, equivalentes hoy a casi 37.000 dólares “libres”, el precio al público a partir del cual los vehículos pasan a pagar impuestos internos.

Esa medida, que será aplicada a través de una resolución de la AFIP, tendrá vigencia sólo durante mayo. Por primera vez desde enero de 2019 no se aplica un criterio de actualización trimestral y sería por presión de la subsecretaría de Industria, que empuja que la actualización del “piso” de los impuestos internos ahora sea mensual, para seguir al índice mayorista de inflación.

Pero, como ocurrió en otras ocasiones, se trata de un alivio impositivo que, lejos de servir para bajar los precios de los vehículos alentará incluso algunas subas adicionales. Hay versiones de modelos chicos como el Peugeot 208 Feline, que hasta hoy están “topeadas” en el límite actual de 28 millones de pesos que ahora podrán subir su precio de lista sin “caer” en los impuestos internos que les encarece automáticamente el precio un 25%.

No son pocos los modelos que hoy ya subieron su precio hasta volver a chocar contra ese techo incómodo. Lo mismo ocurre con tres versiones del Chevrolet Cruze II (que están con precios al público de $27,4 millones), otras tres del Citroën C4 Cactus ($27,3 millones), tres verssiones del Fiat Pulse ($27,9 millones) e incluso un par de versiones de un modelo extrazona (no fabricado en el Mercosur) como la Hyundai Creta, con precios de lista en dólares (cotización oficial mas impuesto PAIS) que las deja justo en el borde previo a tener que pagar la primera escala de los impuestos.

Otros modelos que hoy están “topeados” en el límite de los $28 millones son dos versiones del Jeep Renegade, tres del Nissan Kicks, una del Sentra y cuatro del Versa (todas, con el mismo precio de $27,2 millones), las cuatro versiones disponibles de la nueva Renault Duster ($27,9 millones) y dos versiones del Toyota Corolla por encima de los $28 millones. En el caso de Volkswagen, hay una versión del Nivus, una del T-Cross y una del Virtus, las tres en $28,2 millones.

¿Todas estas unidades van a subir de precio a partir del jueves? No necesariamente. De hecho, varias automotrices mantienen congeladas sus listas desde hace dos meses, por el derrumbe de las ventas, que ronda el 30% contra el mismo período del año anterior.

Un dato es ilustrativo: hay un modelo de la pick up Toyota Hilux (cabina simple, 4×2) que tiene un precio de lista de 28,7 millones de pesos. Se trata de una pick up que sirve para trabajar, con 150 CV, que hoy cuesta casi lo mismo que auto mediano de la misma marca (Corolla SEG). Además, no es un modelo “topeado” a la espera de que le suban el techo de los impuestos internos, ya que las pick ups no los pagan. Es más bien un indicador de que las ventas de pick ups en las concesionarias, luego de tres años con listas de espera de seis meses, ahora se derrumbó.

Aun así, los impuestos internos siguen vigentes tanto en la primera como en la segunda escala, tal como los actualizó el gobierno de Alberto Fernández y mantiene sin cambios la administración de Javier Milei.

El actual tributo a los autos fue reflotado por el kirchnerismo a principios de 2014 pero había sido uno de los últimos actos de Domingo Cavallo como ministro de Economía de Carlos Menem: el 17 de julio de 1996, por pedido del Poder Ejecutivo, el Congreso incorporó a los “vehículos automóviles y motores, embarcaciones de recreo o deportes y aeronaves” a la ley 24.674 de Impuestos Internos. Por entonces el gravamen era sólo para vehículos de alta gama y los encarecía un 10%. Una semana después de la modificación de aquella ley, Menem echó a Cavallo y nombró en su lugar a Roque Fernández.

Hace poco más de una década, en 2013, fue el año en que más autos se vendieron en la historia local, con casi un millón de unidades. Pero con el cepo cambiario ya instalado y una brecha entre el dólar oficial y el paralelo que superaba el 100%, se había disparado la venta de autos de alta gama que en dólares blue valían la mitad de su precio oficial.

En aquel contexto, el Congreso con mayoría K sancionó una modificación a la Ley 24.674 y llevó el gravamen del “modesto” 10% de Cavallo a un 30% en la primera escala y a un 50% en una segunda escala de precios. Esas mismas escalas, atenuadas al 20% y 35%, son las que siguen vigentes hoy.

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS