16.4 C
Rawson
13 abril, 2024

Crece la cantidad de personas que destina más de la mitad de sus ingresos a pagar el alquiler

Noticias y curiosidades del mundo


Actualmente, el 32% de los inquilinos destina más del 50% de sus ingresos a pagar el alquiler. En 2018, era el 27%. Según datos de ZonaProp, en lo que va del 2023, los precios aceleraron su marcha y subieron 89,6%.

Mientras sigue sin modificarse o derogarse la Ley de Alquileres que rige desde 2020, la oferta de inmuebles para este segmento se sigue reduciendo y los precios de los alquileres -junto con la mayor proporción del ingreso de las familias para pagar el alquiler- siguen en aumento. Estos problemas afectan a más de dos millones de hogares en la Argentina.

Entre 2010 y 2022 el porcentaje de hogares inquilinos pasó del 16% al 20% a nivel nacional, según datos del INDEC.

En este contexto, el 32% de quienes hoy alquilan, destina más de la mitad de su ingreso para pagar el alquiler. Debido a la inflación y al desfasaje entre los incrementos de los salarios frente a los precios minoristas, este porcentaje creció 18,5% entre 2028 y 2022, según las estadísticas de la encuesta inquilina oficial que se comentaron hoy en una presentación del CIPPEC, sobre Crisis habitacional en la Argentina.

Este dato es más acuciante aún si se tiene en cuenta que el 63% de las personas que actualmente alquila alguna propiedad en el AMBA también está endeudada, con alguna persona o entidad, aunque no necesariamente se trate de una deuda por el alquiler.

Otro dato que muestra los desajustes que está teniendo el mercado, es la modalidad que se implementa entre los propietarios e inquilinos a la hora de establecer un contrato. En este caso, según la misma encuesta, un 60% de quienes alquila asume aumentos por fuera de la ley de alquileres. Es más, un 77% (de ambas partes) establece el porcentaje y la frecuencia de los aumentos de antemano, según datos del Gobierno de la Ciudad.

Según comentan las inmobiliarias sobre la modalidad de los acuerdos de precios, la mayoría de los contratos hoy establecen plazos de un año, claramente por fuera de lo que establece la ley, que determina la obligatoriedad de hacerlo por tres años.

Según los datos que maneja el portal de avisos inmobiliarios ZonaProp, en julio los alquileres se ajustaron otro 11,3%. Fue el tercer mes consecutivo de suba y un record de crecimiento interanual. Así, en lo que va del 2023 los precios aceleraron su marcha y subieron 89,6%.

Al respecto, el broker Oscar Puebla, señala que «la única forma de bajar el valor real de los alquileres es generando mayor oferta. No es negocio para un propietario tener el inmueble vacío, pero ante la incertidumbre generada por este desmadre, muchos todavía esperan con la puerta cerrada», dice.

Sobre este punto de las viviendas desocupadas, los datos exhibidos por el CIPPEC son concluyentes: en los últimos dos años se incrementó un 45% la cantidad de viviendas ociosas en CABA, al pasar de 118.000 en 2018 a unas 200.000 en 2022, según datos del Centro de Estudios para el Desarrollo Social y Urbano (CEDESU).

En gran medida el desaliento para volcar las unidades a est e mercado tiene que ver con los términos de la ley de alquileres no avalados por los propietarios y que se refleja en la caída de los inmuebles ofrecidos. Según los datos de la Fundación Ambiente Desarrollo y Hábitat Sustentables, en ciudades como Bariloche o CABA, el porcentaje de viviendas vacías asciende al 10%.

Esta porción de inmuebles ofrecidos para el alquiler tradicional que se viene reduciendo hizo crecer -en forma exponencial- la oferta de inmuebles temporales incentivados por el boom turístico, la devaluación de la moneda y la inflación. En el ámbito porteño existen unas 30.000 unidades ofertadas por Airbnb&B, la plataforma que concentra este tipo de alquileres.

La descripción del mercado de los alquileres formó parte de una exposición general sobre políticas habitacionales que incluyeron recomendaciones básicas para incrementar la posibilidad de las personas a acceder a una vivienda digna. Algunas de estas propuestas presentadas por el CIPPEC fueron: «Promover la sanción de una normativa de ordenamiento territorial;  avanzar en el mejoramiento integral de viviendas;  promover un programa nacional de alquiler asequible y garantizar la sostenibilidad de los procesos de integración socio urbana en barrios populares», entre otras.

En la presentación se incluyeron otras estadísticas que describen la situación habitacional en el país, como: uno de cada 3 hogares de Argentina no cuenta con una vivienda adecuada; 1,3 millones necesitan una vivienda nueva y 2,6 millones tienen necesidades de ampliación y mejoras clave en sus viviendas -calidad constructiva, hacinamiento y/o acceso a servicios, según el Observatorio Federal Urbano.

Además, 1,17 millones de hogares viven en 5687 barrios populares, , según el Registro Nacional de Barrios Populares (ReNaBap) donde más de la mitad de esa población no tiene títulos de propiedad del suelo, ni accede de forma regular a más de dos servicios básicos, como la luz, el agua corriente y las cloacas. Por otra parte, el 85% vive expuestos a factores de riesgo como la cercanía de basurales, falta de servicios básicos e inundaciones, entre otros.

SN

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS