11.1 C
Rawson
20 abril, 2024

River: cómo hizo Demichelis para recuperar a Borja y por qué el colombiano no festejó su gol con el “colibrí”

El domingo volvió al gol frente a Independiente pero además mostró un gran nivel. Por qué había caído y las claves de la levantada.

Alguna vez, Miguel Borja amargó a River y empezó a arruinarle un campeonato que parecía tenerlo ganado. Fue en el torneo Transición 2014, el primer campeonato local de Marcelo Gallardo como entrenador Millonario. El colombiano, con la camiseta de Olimpo de Bahía Blanca, le convirtió un gol al conjunto de Núñez en el Monumental para un 1-1 que empezó a complicarlo y luego perdió el título, que quedó en manos de Racing.

Casi ocho años después de aquel tanto que frustró a River, Borja, pedido por el Muñeco, desembarcó en River y con la banda roja sobre el pecho empezó a hacer gritar a los hinchas con sus goles. Desde que llegó a Núñez, metió 13 tantos. Y el que le hizo a Independiente el domingo en el Monumental le sirvió para cortar una sequía de un mes y medio sin convertir.

No había pasado tanto tiempo entre un gol y otro de Borja -exceptuando el parate por el Mundial y las vacaciones, claro- desde su llegada a River. Entonces, por eso cambió su festejo habitual del “colibrí” por un grito de desahogo, tras ganarle el cuerpo a cuerpo a Barreto y sacar un fuerte derechazo para vencer a Rodrigo Rey.

Y hubo grito enérgico aunque sin coreografía. “Fue una decisión que tomé en el banco y se la comuniqué a mis compañeros. Les dije que iba a hacer el gol y que no iba a hacer el “colibrí“, detalló luego del partido en diálogo con TNT Sports.

Y agregó: “Fue complicado el partido. Intentaron hacer un trámite pausado y eso afectó a nuestro juego. Nos ayudó haber convertido antes de los 20 minutos. Luego aprovechamos los espacios. Sabíamos que el técnico de ellos (por Ricardo Zielinski) iba a proponer esta clase de choques, o retardar el juego” Para Borja, este gol, también significó una especie de revancha en su duelo con Barreto. El 7 de agosto de 2022, los mismos protagonistas de ese mano a mano habían quedado envueltos en una acción polémica: en Avellaneda, un manotazo de Barreto a Borja debió haber sido castigado con un tiro penal. Pero insólitamente, el árbitro de aquel encuentro, Fernando Rapallini, luego de haberla revisado en el VAR tras haber sido llamado, consideró como un choque natural propio de una acción de ataque.

Borja lució recuperado. Y aprovechó la chance que le dio Demichelis para liquidar el encuentro ante Independiente. Después de su última presentación como titular ante Racing de Córdoba, por la Copa Argentina, el 9 de marzo, el colombiano había bajado su rendimiento, a tal punto que hubo partidos en los que ni siquiera entró.

Borja arrastró al defensor de Independiente y marcó el 1-0. Foto:Maxi Failla

Al margen de lo futbolístico, había una cuestión física. Sus números, medidos en el GPS, no marcaban lo pretendido por el cuerpo técnico. Entonces, se trabajó específicamente para mejorar ese tema. Es que Demichelis pretende que sus atacantes no estén estáticos, sino que también presionen a los defensores rivales y retrocedan para pasar la línea de la pelota cuando el rival sale desde su zona defensiva.

“Ojalá que esa confianza que tiene Beltrán la pueda recuperar Miguel y la pueda elevar Rondón”, había manifestado Demichelis en la conferencia de prensa posterior al encuentro con Sporting Cristal. Y Borja hizo efectivo ese deseo con un gol a pura potencia y fe. Luego de un pase de Esequiel Barco, el colombiano le peleó cuerpo a cuerpo a Barreto hasta convertir el gol.

“¿Si somos candidatos? ¡No! No va ni la mitad del torneo… Tenemos que tener los pies sobre la tierra. El fútbol argentino es de los más difíciles del mundo y siempre hay equipos peleando”, expresó Borja en relación a la expectativa de los hinchas con el equipo de Demichelis, que es líder con 33 puntos, seis más que San Lorenzo. Así, se acopló al discurso de su entrenador, quien aseguró que no hay campeón con 33 puntos.

El mensaje es ir despacio. Y con pasos firmes. Lo saben en River, que alguna vez sufrió a Borja, que le complicó un campeonato. Lo sabe también el colombiano, quien ahora aporta sus goles para intentar darle alegrías a los hinchas Millonarios.

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS