18.6 C
Rawson
24 abril, 2024

Le pidió a ChatGPT que lo ayudara a correr: ahora ha perdido 11 kilos y ama el running

Un tecnólogo de Seattle dice que se ha enganchado al hábito de correr, mejorado su salud y perdido 11,7 kilos. No con el último programa de fitness-influencer o siendo miembro de un gimnasio de prestigio, sino gracias a un chatbot que está disponible gratuitamente online. Nada más y nada menos que el ChatGPT.

Greg Mushen contó a Business Insider que en febrero recurrió a la inteligencia artificial para que le ayudara a desarrollar una rutina más saludable, en parte para seguir el ritmo de su hija de 6 años. «Está en esa edad mágica en la que desarrolla una personalidad propia, y quiero estar cerca para ver los diferentes hitos», comenta. «Necesitaba cambiar mi estilo de vida».

Tres meses después, Mushen dice que ha perdido peso y ha notado grandes mejoras en su energía, así como en valores de salud cardiovascular como su frecuencia cardiaca en reposo.

«Ha sido divertido ver cómo cambiaban esos parámetros, me siento mucho mejor», afirma.

Aunque Mushen es un experto en tecnología, asegura que utilizar ChatGPT como entrenador es algo que cualquiera podría hacer, señalando que puede tener grandes beneficios para aumentar la motivación, así como para ahorrar tiempo y dinero.

Pero también requiere una cierta comprobación de los hechos y unas indicaciones cuidadosas, por lo que no es probable que los entrenadores personales se queden sin trabajo por el momento. Mushen, que vive cerca de una pista de atletismo, declara que ha odiado correr cada vez que ha intentado hacerlo.

Un hombre pidió ayuda a ChatGPT con una rutina de ejercicios para bajar de peso: perdió 11 kilos

Un hombre pidió ayuda a ChatGPT con una rutina de ejercicios para bajar de peso: perdió 11 kilos

Trabajador sedentario, odiaba correr pero ahora lo ama gracias a ChatGPT

Como trabajador tecnológico que pasa mucho tiempo programando, Mushen estaba muy familiarizado con ChatGPT, un chatbot de inteligencia artificial capaz de extraer datos masivos y utilizar técnicas informáticas para proporcionar conocimientos enciclopédicos a través de respuestas conversacionales. Como recurso gratuito y versátil, encontrar formas creativas de utilizar el chatbot en la vida cotidiana es una tendencia creciente, con gente pidiéndole que se encargue de todo, como sus correos electrónicos de trabajo y sus conversaciones en apps de citas.

Mushen tuvo la «caprichosa» idea de incitar al bot a actuar como si contara con doctorados en psicología del deporte y neurociencia, pidiéndole que ideara un plan para que se volviera adicto a correr.

«Tenía curiosidad por saber qué pasaría, pero no creía que fuera a funcionar», explica.

Tras algunos experimentos y varias rondas de preguntas, ChatGPT elaboró un plan que parecía viable y de bajo riesgo. El único problema, según Mushen, era que parecía demasiado sencillo para funcionar. Por ejemplo, la estrategia no recomendaba correr hasta el tercer día, y sólo sugería 5 minutos de carrera.

«Me pareció muy extraño que los pasos fueran tan pequeños. Yo soy una persona que va a por todas, así que era lo contrario de cómo lo habría hecho intuitivamente», confiesa Mushen. Aun así, parecía un experimento de bajo riesgo, así que siguió inmediatamente el primer paso: levantarse y dejar las zapatillas junto a la puerta. Para su sorpresa, enseguida se sintió más comprometido en el proyecto.

«Incluso haciendo esa pequeña tarea, me sentí implicado«, afirma. «Fue tan fácil que, cuando terminé, recuerdo que me sentí realizado».

El ritmo lento evitó el agotamiento

Mushen se ciñó al plan, que siguió siendo más fácil de lo que esperaba, pues incluía muchos días de descanso y carreras en las que no llegaba a cansarse. En contra de la intuición, detalla que el ritmo gradual del programa le animó a seguir adelante.

«Tuvo un efecto interesante en mí, porque al contenerme tanto, por la razón que fuera, me dieron más ganas de seguir», explica.

Antes, comenta Mushen, tendía a sesiones de ejercicio extenuantes que le dejaban dolorido, agotado y sin ganas de repetir el proceso.

En cambio, el programa que ofrece ChatGPT aumenta la carga de trabajo gradualmente. Ahora, el experto en tecnología detalla que hace 6 entrenamientos a la semana, incluyendo 4 carreras fáciles de unos 45 minutos a una hora a un ritmo de unos 13 minutos por kilómetro y medio para la salud general y la capacidad aeróbica. Recientemente ha añadido sesiones más intensas, como sprints en cuesta, pero en sesiones más cortas, de una media hora.

«Ahora me apetece mucho», afirma. «Tenía tendencia a ir muy fuerte, a quemarme. La máxima grabada a fuego en nuestra conciencia colectiva es no pain, no gain (que vine a decir «sin dolor no hay gloria»). Pero he aprendido que no siempre es así».

Mushen afirma que su experimento con ChatGPT no le aportó necesariamente nada que no pudiera obtener de un entrenador o de alguna investigación online, pero le proporcionó una forma accesible y gratuita de acercarse a sus objetivos.

s

La ventaja de la IA es que puede ayudar a generar ideas y organizar la información de formas que nunca se le ocurriría

Ahorro de tiempo

«Me ahorró mucho tiempo. Probablemente no lo habría hecho si hubiera tenido que leer libros sobre correr», sostiene. «Un entrenador habría sido el camino a seguir, pero no sabía si quería invertir en eso por adelantado, así que ChatGPT fue un buen compromiso porque es gratis».

Sin embargo, los expertos han advertido de que los bots a veces pueden ofrecer información falsa o fuera de contexto, por lo que es importante comprobar los hechos de cualquier consejo ofrecido por la IA. Mushen lo solucionó pidiendo a ChatGPT que citara investigaciones que él pudiera consultar para ver si eran legítimas, y se aseguró de que los consejos que daba parecieran seguros y razonables antes de probarlos.

La ventaja de la IA es que puede ayudar a generar ideas y organizar la información de formas que nunca se te ocurriría preguntar por tu cuenta, al menos al principio, según Mushen.

Y el uso de los entrenamientos de ChatGPT le ha ayudado a progresar hasta el punto de que podría beneficiarse aún más al contratar a un entrenador para proporcionar objetivos más personalizados y experiencia extra.

«Sigo siendo un principiante, pero estoy en mejores condiciones incluso para evaluar lo que es un buen entrenador. Antes, nunca se me habría ocurrido contratar a un entrenador de running. Sólo pensarlo me parecería muy extraño», afirma.

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS